Grace to You Resources
Grace to You - Resource

This sermon series includes the following messages:

Please contact the publisher to obtain copies of this resource.

Publisher Information

Imagínese a un joven que está queriendo ansiosamente conocer la voluntad de Dios para el trabajo de su vida. Está tan dedicado a Dios que incluso está dispuesto a ser un misionero, lo cual parece ser el sacrificio supremo ante los ojos de algunas personas.

Pero nuestro joven amigo, a pesar de su dedicación, tiene algunos problemas. Es un poquito terco. Parece tener problemas en llevarse bien con aquellos que tienen autoridad sobre él. Las razones de su rebelión son muy buenas, por supuesto, por lo menos ante sus ojos.

Finalmente, nuestro joven buscador de la voluntad de Dios lleva su problema a un pastor sabio. “Creo que Dios quiere que sea misionero”, dice él, “pero no estoy seguro si quiere que sea un misionero dentro del país o fuera”.

El pastor lo mira directamente a los ojos, “Joven”, dice él, “lo que usted necesita ante todo es ser un ‘submisionero’. Necesita aprender lo que significa sometimiento”.

¿Palabras dura? Quizás; pero ciertas. El apóstol Pedro escribió: “Estad sujetos a toda institución humana por causa del Señor; ya sea al rey como quien ejerce soberanía, o a los gobernantes como quienes han sido enviados por él para el castigo de los que hacen el mal y para la alabanza de los que hacen el bien. Porque ésta es la voluntad de Dios” (1 Ped. 2:13-15).

¿Qué es lo que Dios desea que haga? Someterse. ¿De qué clase de sometimiento está hablando? Las Escrituras esbozan varias clases, incluyendo para con los padres y otros creyentes. Pero aquí Pedro hace un llamado específico a la clase de sometimiento que lo convierte en el mejor ciudadano posible en la sociedad en la que vive.

¿A quién estamos tratando de alcanzar? Al mundo. Si no somos la personificación de lo que debería ser un ciudadano en el mundo, con seguridad haremos daño a nuestro testimonio. Dios no sólo ordena que nos sometamos a aquellos que ejercen autoridad, sino que nos dice claramente la razón. “Porque esta es la voluntad de Dios: que haciendo el bien hagáis callar la ignorancia de los hombres insensatos” (1 Ped. 2:15).

¿Sabe usted lo que los críticos de Cristo buscan en los cristianos? ¡Fallas! ¿Cómo vamos a evitar que encuentren fallas? Elimine las fallas. Necesitamos hacer callar la ignorancia de los hombres insensatos.

¿Cómo va usted a hacer callar a sus críticos? Viviendo una vida ejemplar dentro de la sociedad. Eso es lo que Pedro quiere decir. El cristiano no es un revolucionario. Si hay una manera legal de hacer un cambio que se necesite, él escoge esa ruta. Él trabaja. Se esfuerza por ser la mejor persona posible y ofrecer la mejor contribución que pueda a la sociedad, pero lo hace dentro del marco legal.

Nunca abuse de su libertad. No la use como disfraz para ser malicioso y perverso (1 Ped. 2:16).

Alguien inevitablemente dirá: “No creo en esta restricción. Dios me ha dicho en el corazón que está mal. Así que voy a infringir esta ley o resistir esa regla”.

¡Espere un minuto! La Biblia dice que no esconda su malicia debajo del manto de la llamada libertad cristiana. Dios dice: “Honrad a todos; amad a los hermanos; temed a Dios; honrad al rey” (1 Ped. 2:17).

Si usted tiene un jefe, esté “sujeto con todo respeto a vuestro amo” (1 Ped. 2:18). Usted podría decir: “¡Usted no conoce a mi jefe!”. La Escritura continúa, “…no solamente a los que son buenos y comprensivos, sino también a los severos”. La palabra severo significa “perverso”. ¿Tiene usted un jefe perverso? ¿Qué se supone que deba hacer? Sométase, amorosa y voluntariamente.


Extraído del libro, “La voluntad de Dios escrito por el Pastor John MacArthur y publicado por Editorial Mundo Hispano.


Unleashing God’s Truth, One Verse at a Time
Since 1969

Welcome!

Enter your email address and we will send you instructions on how to reset your password.

Back to Log In

Unleashing God’s Truth, One Verse at a Time
Since 1969
Minimize
View Wishlist

Cart

Cart is empty.

ECFA Accredited
Unleashing God’s Truth, One Verse at a Time
Since 1969
Back to Cart

Checkout as:

Not ? Log out

Log in to speed up the checkout process.

Unleashing God’s Truth, One Verse at a Time
Since 1969
Minimize