Grace to You Resources
Grace to You - Resource

Como dije antes, vamos a embarcarnos en esta mañana en un estudio de como estudiar la Biblia. Cómo obtener lo máximo de su Biblia. Y para comenzar quiero pedirle que pase a un pasaje del Antiguo Testamento que será un punto inicial para nosotros, Jeremías capítulo 8, Jeremías capítulo 8, versículo 9. En el ministerio de Jeremías una de las tareas más infelices que él tuvo como profeta, fue hablar en contra de los líderes de su nación, que habían guiado de manera errónea a la gente. Los profetas habían fracasado, los sacerdotes habían fracasado, los escribas habían fracasado, los sabios de la nación habían fracasado en guiarlos a la verdad de Dios y a la justicia.

Y supongo que en un sentido en Jeremías 8:9 hay un resumen de la tragedia del liderazgo inepto. Versículo 9 dice, “Los sabios se avergonzaron, se espantaron y fueron consternados. He aquí que aborrecieron la palabra de Jehová, y ¿qué sabiduría tienen?” Lo que Jeremías está diciendo aquí es que usted puede tomar a todos sus líderes, a todos los educadores, a todos los expertos de la ley y ética, inmoralidad, todos aquellos que son responsables de enseñarle a usted la verdad divina y colocarlos en una categoría, y la categoría es la categoría de la necedad, porque si han rechazado la palabra del Señor, ¿qué tipo de sabiduría tienen? La implicación es que no tienen nada. La sabiduría viene de Dios, y viene mediante Su Palabra, y fuera de su Palabra no hay sabiduría espiritual real. Cuando los líderes de una nación, inclusive la nación de Israel, rechazan la palabra del Señor, no hay sabiduría.

El verano pasado cuando se me invitó a Nueva Zelanda, tuve la oportunidad de hablar en el Parlamento de Nueva Zelanda, en la Casa del Parlamento. Fue una oportunidad muy interesante y maravillosa, y me pidieron que hablara de este tema. Este fue el tema que pidieron, el Parlamento de Nueva Zelanda, ¿qué sucede con una nación que abandona la Biblia como una autoridad, como su autoridad? Habían visto, porque conocen la historia de los Estados Unidos, habían visto el declive de las Escrituras y la Biblia en la esfera pública en nuestra nación, y podían verlo venir en su propia nación, una nación básicamente establecida por gente inmigrante que vino del Reino Unido trayendo principios cristianos, y verdad bíblica, y están siguiendo el mismo camino básico que estamos siguiendo, y querían saber ¿cómo es cuando dejamos la Biblia como nuestra autoridad? Y la respuesta está aquí en Jeremías 8:9. ¿Qué sabiduría tienen? Con lo que se quedan es con votar la moralidad, encuestas, encuestas de opiniones, llamar a números 800 y 900 y de su opinión de esto, y su opinión de aquello para que podamos formar nuestra moralidad.

La sabiduría con respecto a la vida espiritual, el tiempo y la eternidad, todo se halla en la Palabra de Dios. La Biblia es la fuente, y la única fuente de sabiduría divina, y es algo trágico reconocer que la Biblia está bajo ataque desde tantos, tantos ángulos. Están los racionalistas con su ateísmo humanista anti-milagros, y quieren negar la existencia de Dios, y si toleran a Dios, no es nada más que el Dios de Einstein, algún tipo de fuerza impersonal, no personal. Están los existencialistas que tienen una mentalidad anti-realidad, que dicen que básicamente puedes crear tu propia realidad, puedes inventar tu propia realidad, puedes formar tu propia realidad, y me da gusto por ti sea cual sea esa realidad.

Y después usted tiene el ataque no solo del racionalismo y el existencialismo, sino del egoísmo, la cual es una mentalidad de autoridad que dice, “Nadie me va a decir que creer, nadie me va a decir lo que está bien y lo que está mal. Nadie me va a decir que hacer, voy a determinar eso por mí mismo. Después usted tiene la manera de pensar de relaciones, que básicamente dice lo que es más importante es la satisfacción del ego, la satisfacción personal, resolver mis problemas personales, autoestima, sentirme bien conmigo mismo. Eso también es anti-verdad, eso también es anti-estándar, anti-absoluto.

Después usted tiene el enfoque ritualista, el cual es una forma anti-conocimiento de religión, en dónde la religión no es cuestión de verdad, o teología o doctrina, sino simplemente cuestión de ritual y rutina. Después usted tiene el liberalismo teológico, el cual es anti-Biblia, anti-inspiración. Después usted tiene el misticismo, lo cual es anti-intelectual, lo cual simplemente dice, usted en cierta manera siente a Dios, y usted en cierta manera sabe que Él está ahí, y sabe de alguna manera cuales son los movimientos de Dios, y usted siente la verdad. Todas esas cosas contribuyen en nuestra cultura, a una mentalidad anti-autoridad que contribuye a una mentalidad anti-biblia. Las Escrituras son menospreciadas por el racionalismo, el existencialismo, el egoísmo, el relacionalismo, el ritualismo, el misticismo, probablemente unos otros ismos también.

Estas son las cosas que están siendo elevadas en la actualidad, la gloria humana está en el frente, deja que el hombre sea todo lo que él quiere que él quiere ser para que está satisfecho consigo mismo. Esto es dominante, no hay autoridad afuera del hombre. El gobierno mismo está teniendo dificultad en ejercer autoridad porque le ha dado a la gente tanta libertad personal. Este enfoque hacia la religión, el enfoque hacia la religión que viene en este ambiente es un tipo de enfoque existencial místico en dónde a usted se le permite creer lo que se siente bien para usted, sea lo que usted piense que Dios está haciendo sin duda es lo que Él realmente está haciendo, lo que usted piensa que Él está diciendo ciertamente es lo que Él en realidad está diciendo. Todas estas cosas atacan la autoridad singular clara de la Palabra de Dios.

Ahora usted dice, ¿por qué estás mencionando esto en una serie acerca de estudiar la Biblia? Porque he aprendido una cosa a lo largo de los años, y se me ha reiterado una y otra y otra vez, la diligencia con la que usted aborda el estudio de las Escrituras, lo cual es tan crítico para la bendición de su vida, tan crítico para su gozo, tan crítico para su utilidad, tan crítico para la gloria de Dios, la diligencia con la que usted aborda este estudio critico de las Escrituras está relacionado de manera directa a su perspectiva de las Escrituras directamente. Si usted tiene una perspectiva débil de las Escrituras, le prometo que usted va a tener un interese débil en ella. Es la seriedad con la que usted se aferra a este documento, que es el asunto inicial que lo motiva a usted en su estudio.

La gente me pregunta con frecuencia. ¿cómo es que yo puedo estructurar mi vida para pasar tanto tiempo en las Escrituras? ¿cómo es que yo puedo disciplinarme con frecuencia dicen, para darle tanto tiempo al estudio de la Palabra de Dios incluyendo toda la predicación y enseñanza que realizo, toda la Escritura de libros, escribir una Biblia de estudio? Y eso es realmente una pregunta apropiada, y entiendo porque hacen la pregunta, pero quizás podría sorprenderlo yo a usted al decirle esto, la dificultad para mí no es disciplinarme en estudiar la Biblia, el problema para mí es tener la disciplina para detenerme y prestar atención a otras cosas que necesitan ser atendidas.

Dice usted, ¿Por qué es eso? Porque entiendo lo que este documento es. Por el valor que le doy, el peso que le doy en mi vida y en su vida, y por ello me veo motivado a hacerlo. De hecho, escribí un pequeño conjunto de notas, simplemente notas de explicación en la parte del frente de la Biblia de Estudio, y puede leerlas cuando usted tenga una, pero dice algo. No me acuerdo exactamente lo que dije, pero algo en línea con el hecho de que la dificultad para mí no era levantarme cada día y pasar el tiempo necesario para escribir todas estas notas, y escarbar en la Palabra de Dios, la dificultad para mí no es hacerlo, la dificultad para mí fue dejarlo. El desafío para mi es dejarlo, porque la tengo en tan alta estima, porque entiendo sus riquezas y sus tesoros. Y como dijo el salmista, “deseables son más que el oro y más que el oro afinado y dulces más que la miel, y que la que destila del panal.” Es un concepto que tiene de las Escrituras que es el cimiento de todo, en términos de abordar las Escrituras con gran diligencia, y cuidado.

Y entonces, conforme comenzamos acerca de cómo obtener lo máximo de su Biblia, y como estudiar la Biblia eficazmente, tenemos que comenzar con asegurarnos, de que usted entienda lo que esto es, el tesoro que usted tiene en su mano. Ahora, obviamente ninguna sociedad puede sobrevivir sin la aplicación de la verdad de las Escrituras, como no existe individuo que pueda sobrevivir sin la aplicación de la verdad de las Escrituras. Lo que es correcto no es determinado por un concurso de popularidad, y no es determinado por una encuesta, es determinado por lo que Dios ha dicho. Y Dios ha hablado en la esfera moral y ética y espiritual con términos muy claros. Ninguna sociedad sobrevivirá. El abandono de la Biblia como su estándar y la nuestra tampoco al igual que ninguna otra. Nuestra sociedad continuará desintegrándose en iniquidad desenfrenada a un paso rápido hasta que y si, y a menos debo decir, que haya un regreso a la Palabra de Dios. Es inevitable.

La Biblia afirma algunas cosas sorprendentes para sí misma, voy a darles siete de ellas. Estas son cosas que la Biblia afirma para sí misma, y esto le va a ayudar a nivel elemental a entender con lo que está tratando usted. Usted tiene en su mano un libro, sin embargo, dividido en dos testamentos. El primer testamento dividido en 39 libros separados, el segundo en 27; uno llamado el Antiguo Testamento, uno llamado el Nuevo Testamento. Usted está familiarizado con eso, usted está familiarizado con Génesis y Apocalipsis, y lugares que hay en medio de estos dos puntos.

Pero ¿entiende usted la naturaleza sobrenatural de este documento? Este no es un libro humano que fue escrito a lo largo de un periodo de 1500 a 1800 años, y hubieron más de 40 hombres diferentes cuya pluma en sí, fue colocada en el pergamino para escribir las palabras de manera singular, fue escrita de manera singular por Dios. Y esos hombres escribieron estos libros diferentes en tiempos diferentes, en lugares diferentes, escribieron bajo la inspiración directa del Espíritu de Dios quien les estaba dando la revelación de Dios de la mente de Él a esa pluma. De tal manera que lo que fue producido, fue la Palabra misma del Dios viviente. Este no es un documento humano, este es un libro sobrenatural, y hace algunas afirmaciones sobrenaturales.

En primer lugar, dice por sí misma, ser infalible. Infalible. Eso quiere decir que todo lo que afirma es absolutamente verdad. Si dice algo acerca de la pena capital, y lo dice, entonces lo que dice es verdad. Si dice algo acerca del matrimonio y el divorcio, lo que dice es absolutamente verdad. Si dice algo acerca de la oración, eso es absolutamente verdadero. Si dice algo acerca de Jesucristo, eso es verdad. Si dice algo acerca de la naturaleza del hombre, lo que dice es absolutamente verdadero. Si dice algo acerca de la historia de Tiro o Sidón o la historia de Babilonia, o si dice algo acerca del futuro de una Babilonia venidera, o una bestia o un anticristo.

Si dice algo acerca de un hombre llamado Pedro, o un hombre llamado David, o un hombre llamado Pablo, o si dice algo acerca de un hombre llamado Adán, que tuvo una esposa llamada Eva, y tuvieron hijos llamados Caín, Abel, y Set, y dice algo acerca de un huerto, todo lo que dice es absolutamente verdad. Es infalible, y claro, ese es el testimonio que da para sí misma resumida en el Salmo 19, “La Ley de Jehová es perfecta”. La ley de Jehová es perfecta, no contiene errores. Es como plata probada siete veces en un horno, todo lo que podría imaginarse que sea escoria es quemada, y es absoluta y de manera pura, verdadera. Todo lo que dice históricamente es verdad, todo lo que dice proféticamente es verdad, todo lo que dice espiritualmente es verdad, todo lo que nos da en términos de dirección en la vida es absolutamente verdad. Es infalible. Esa es la razón por la que siempre ha sido llamada el estándar para la vida, para la fe y la práctica. 

Dos. Es inerrante. Ahora estamos alejándonos del contenido que afirman las palabras específicas. Cuando digo que es inerrante, quiero decir que la Biblia en sus autógrafos originales, eso quiere decir, en el documento mismo escrito por el escritor inspirado, no tenía errores. Ahora, usted tiene que entender que ese es un desafío. Escribir algo sin errores es un desafío. Algunas veces la gente se me acerca y dice: “¿Has visto esta parte de tu libro, hay muchos errores en esta página? ¿Cómo llegaron a estar ahí esos errores?” No sé si yo cometí esos errores, o si el que los escribió en la computadora cometió esos errores, o el que fue el editor cometió esos errores, o si alguien estaba corrigiendo, alguien más y lo escribió en un error donde no había uno. No lo sé. Pero sí sé una cosa, es casi imposible escribir algo sin errores, y especialmente al revisar esta Biblia de Estudio.

Quiero decirle que usted ni siquiera puede imaginarse la pesadilla de correcciones de 25 mil notas a pie de página. Puntos y comas, dos puntos y seguido, corchetes, apóstrofes, comillas, asegurarse de que están adentro y afuera del paréntesis correcto, asegurarse de que hay una estandarización en todo lo que usted hace. Y este volumen vasto de casi 2,500 páginas de material ha sido revisado, supongo ahora unas 12 veces y está siendo revisado otras 5 o 6 veces por personas profesionales, en algún lugar en Atlanta, que están revisando todo de manera minuciosa, inclusive ellos no pueden detectar todo. Y cuando revisamos lo que han hecho, encontramos errores. Es muy difícil.

Pero, cuando la Palabra de Dios fue escrita, fue escrita sin error conforme el Espíritu de Dios la supervisó. Proverbios 30, versículos 5 y 6, “Toda palabra de Dios es limpia.” “Toda palabra de Dios es limpia, no añadas a sus palabras para que no te reprenda y seas hallado mentiroso.” Sabe una cosa, los escribas en los primeros años en el tiempo de Esdras y antes, estaban tan dedicados a no cometer o incluir un error en las Escrituras, que copiaban las Escrituras con tal cuidado que simplemente va más allá de lo que podemos creer. Algunos escribas, a ustedes les parecerá difícil creer esto, escribían una letra, se bañaban, cambiaban su ropa, tomaban una pluma nueva, escribían otra letra, se bañaban, se cambiaban la ropa, tomaban una pluma, escribían otra letra. No avanzaron mucho, pero lo que hicieron fue correcto. había este cuidado minucioso, tremendo para completar el texto inerrante, y su preservación.

Esa es la razón por la que el descubrimiento del rollo del Mar Muerto es tan importante, porque teníamos rollos, digamos, desde el siglo octavo, noveno después de Cristo, y estábamos basándonos mucho en esas copias, copias, y copias, y copias, usted sabe, la Biblia ha sido copiada y copiada, los autógrafos originales ya no existen o si existen no sabemos dónde están. Entonces, copias fueron hechas y copias fueron hechas. La gente dice: “Bueno, seguramente hay muchos, muchos cambios, muchos, muchos errores que se han infiltrado.”

Y después descubrimos los rollos del Mar Muerto, verificaron los manuscritos actuales que están siendo usados para las traducciones de la Biblia, y vimos que no solo eran inerrantes, no solo los originales eran inerrantes, sino la obra de supervisión del Espíritu Santo como también la diligencia cuidadosa de los escribas, había preservado a esa Escritura a lo largo de todos esos siglos. En su origen es inerrante, y esa es la razón por la que también dice Proverbios 30, versículo 6 “no añadas a ella, no sea que seas reprendido y seas hallado mentiroso.” Es inerrante. De hecho, en Apocalipsis nos dice que no debes añadir nada a ella, o se te añadirán las plagas que están escritas en este libro. No debes quitarle nada, de lo contrario tu nombre será sacado del libro de la vida. Esta es una escritura inerrante.

En tercer lugar, está completa. Esta completa. Esto quiere decir que esto es todo lo que Dios quiso inspirar. Esto es todo. Desde Génesis a Apocalipsis todos estos 66 libros lo resumen. Deuteronomio 4:2 “No añadirás a la palabra que te estoy mandando, ni le quitarás.” Eso es muy parecido a Apocalipsis 22. Y Judas 3 dice que “la fe que ha sido una vez dada a los santos.” El contenido entregado a los santos de una vez y para siempre. El canon de las Escrituras, llamado un canon porque esa es la palabra para estándar, una palabra para caña, la cual era usada como una vara de medida, y este es el estándar. Es el estándar, está completa. Nada necesita ser añadida.

Cuando Juan escribió Apocalipsis en el 96 d.C. en la isla de Patmos, conforme Dios se lo estaba revelando, fueron 30 años después de que la mayor parte del Nuevo Testamento había sido escrito, y este fue el final, este fue el fin, esta fue la última parte de revelación llamada el libro de Apocalipsis, para cerrar el canon de las Escrituras que había comenzado en Génesis. Incluye todo y está completa. Todo lo que es necesario para la vida y la piedad y conocimiento espiritual está aquí. Esta es una Escritura completa. No necesita La Ciencia y La Salud con Clave a las Escrituras, no necesita el Libro de Mormón, y Las Doctrinas y los Pactos, no necesita los escritos de Madame Blavatsky, el Juez Rutherford, Annie Besant, o de nadie más. Esta es la Palabra de Dios completa. No hay más revelación inspirada más allá de esto. Esta es la fe que Dios entregó de una vez por todas, y para siempre, a los santos. Y toda la Escritura es inspirada por Dios, ¿verdad? De acuerdo con 2 Timoteo, capítulo 3, y el versículo 16. 2 Pedro 1:21, “Hombres santos fueron movidos por el Espíritu de Dios, conforme escribieron esto. Y no es de ningún origen privado, vino de Dios. Es infalible, inerrante, y está completa.

En cuarto lugar, tiene autoridad, tiene autoridad. Eso quiere decir que cuando habla más vale que escuches. No es un libro de sugerencias, no es un libro que debe estar al lado de otros libros, no es un libro que debe ser comparado con los escritos de Confucio, o Buda o alguien más, Mahoma. No es un libro que deber ser comparado con los escritos de otros profesores de ética a lo largo de los años. No es un libro que debe ser comparado con otras reflexiones religiosas y escritos, o colocados al lado de Aristóteles o Platón, o los escritos de otro filósofo, solo ella tiene autoridad. Isaías 1:2 dice: “Oíd cielos, y escucha tú tierra porque Jehová ha hablado.” Más vale que escuches, Dios ha hablado. Salmos 119:89, “Para siempre, oh Jehová, tú palabra está establecida en los cielos.” Para siempre, oh Jehová tu palabra está establecida en el cielo. Este es un libro con autoridad, viene como mandatos, como señalamos en el Salmo 119.

En quinto lugar, es suficiente. Es todo lo que dijo a manera de revelación mediante inspiración, y es todo lo que necesitamos. De nuevo de regreso a 2 Timoteo 3, “Toda la Escritura es inspirada por Dios y es útil para enseñar, para corregir, para redargüir, para instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto enteramente preparado para toda buena obra.” Es suficiente, nada más se necesita para la vida espiritual que esta palabra. Ahora, necesitamos entender esta palabra, y muchos libros nos ayudan a entenderla, pero toda la verdad espiritual necesaria para la vida y la piedad, se encuentra en este libro. Algunas veces oigo a gente decir, “Bueno, hay gente que tiene problemas psicológicos tan severos que no pueden comenzar con el proceso de santificación, hasta que reciban algo de ayuda psicológica. Eso es necedad, la Biblia no espera que la sabiduría humana le ayude para empezar, es suficiente para que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra.

En sexto lugar, es eficaz, es eficaz. En otras palabras, es poderosa, pero eficaz, en cierta manera es un poco más directa. ¿Qué quiero decir con eso? Quiero decir que impacta vidas, cumple propósitos divinos. Isaías 55:11-12, “Así será mi palabra que sale. No regresará a mi vacía, sino que hará lo que yo quiero.” La Palabra nunca regresa vacía, siempre cumple el propósito para el cual Dios la envió. A lo largo de las Escrituras Dios dice, “Voy a cumplir todo mi propósito bueno. ¿Quién me va a detener? ¿Quién va a evitar que yo cumpla mi Palabra?” En el Sermón del Monte Jesús dijo, “El cielo y la tierra pasarán, pero tu palabra no pasará.”

Jesús inclusive mismo, llegó a decir, “He venido a cumplir la palabra, no a hacerla a un lado.” Es eficaz, a donde quiera que va penetra poderosamente. Es más cortante que toda espada de dos filos; y divide hasta partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos, discierne los pensamientos y las intenciones del corazón. Simplemente, penetra el corazón, corta en profundidad, es eficaz. Para algunos es aroma de vida para vida, para otros, aroma de muerte para muerte, pero viene con poder, cumple el propósito de Dios. Algunas veces para gracia, y algunas veces para juicio. Lo que Dios dice va a suceder. Su Palabra siempre será cumplida.

Finalmente, es determinante. Es infalible, inerrante, está completa, tiene autoridad, es suficiente, eficaz, y es determinante. ¿Qué quiero decir con eso? Es la Palabra de Dios lo que separa a los hombres y a las mujeres. Es la Palabra de Dios lo que se convierte en la línea divisoria entre aquellos que están en el reino de Dios y aquellos que están afuera de él. Es la Palabra de Dios que distingue entre los salvos y los perdidos. Es la Palabra de Dios que distingue entre aquellos que van a ir al cielo y aquellos que van a pasar la eternidad en el infierno. Es la Palabra de Dios que separa a aquellos que son hijos de Dios, de aquellos que son los hijos de Satanás. La Palabra de Dios es el factor determinante.

Dice usted, ¿qué quieres decir? Escuche las palabras de Jesús, Juan 8:47, “El que es de Dios oye las palabras de Dios. Vosotros por tanto no las oís, porque no sois de Dios.” La indiferencia a la Biblia muestra la realidad. Indiferencia hacia la verdad escritural revela de manera clara que uno no pertenece a Dios. Si usted le pertenece a Dios, si usted oye la Palabra de Dios, Jesús lo dijo de esta manera, “Mis ovejas oyen mi voz y me siguen.” Es natural para un ser humano buscar oxígeno. Es natural para una nueva creación en Cristo buscar verdad, la verdad de Dios. Una persona puede decir ser cristiana, pero si no tiene interés en las Escrituras, usted tiene el derecho de cuestionar la profesión, porque actitud hacia la Palabra de Dios es una realidad determinante. Esta es la Palabra de Dios.

En el Antiguo Testamento únicamente hay más de 2 mil afirmaciones hechas por las Escrituras, que dicen que esta es la Palabra de Dios. El Nuevo Testamento añade a eso. Esta es la Palabra de Dios. como tal es el factor determinante. Si usted oye la Palabra de Dios, usted le pertenece a Él. Si usted no oye su Palabra, usted no le pertenece a Él. De hecho, si usted no puede entender la Biblia, es un libro perdido para usted, es un laberinto y una neblina, entonces usted es un hombre natural que no entiende las cosas de Dios porque son discernidas espiritualmente. Pero si la Palabra de Dios ilumina su corazón y abre su mente y trae gozo a su corazón como el salmista señaló, y toma su simplicidad y la convierte en sabiduría, entonces el Espíritu está vivo en usted, usted le pertenece a Dios y usted está oyendo su Palabra.

Entonces, amados comenzamos en este punto con un entendimiento de lo que estamos tratando. Estamos tratando con un documento sobrenatural que es absolutamente verdadero en todo lo que afirma, que es inerrante en toda palabra, está completo, esto es, nada le falta, usted no necesita nada más allá de esto para tener la revelación inspirada de Dios. Tiene autoridad, esto es, habla como mandatos. Es suficiente, contiene todo lo que usted necesita para todo asunto de la vida espiritual. Es eficaz, esto significa que en dónde quiera que es desatada, viene con poder, e impacto, y siempre cumple aquello que Dios quiere que cumpla. Y finalmente, es el asunto determinante cuando toque el asunto de adónde pertenece usted, o en que reino existe usted. El pueblo de Dios escucha su Palabra, usted puede realizar un pequeño examen de corazón, en referencia a dónde está usted en esa área.

Resumiendo, simplemente esas cosas, Josué 1:8, uno de los pasajes grandes del Antiguo Testamento que exaltan las Escrituras dice: “Este libro de la ley,” refiriéndose a las Escrituras, “nunca se apartará de tu boca.” Esto es, debe ser el tema constante de tu conversación. ¿Por qué? “porque meditarás en él de día y de noche.” Ahora, sea lo que sea en lo que estás pensando todo el día y en lo que estás pensando todas las noches, se va a manifestar en tu conversación. Entonces, él está diciendo, “Deberías ser dominado por la Palabra de Dios, es lo dominante en tu vida.” Meditando en ella se convierte en lo que domina su vida en términos de conversaciones. Entonces, habla de acciones, “para que cuides de hacer conforme a todo lo que en él está escrito.” Meditas en ella, hablas de ella y pronto comienzas a vivirla. “Entonces harás prosperar tu camino.” Entonces todo te saldrá bien, pero necesitas hacer conforme a todo lo que está escrito en ella.

Hay muchos cristianos que no pueden hacer conforme a todo lo que está escrito en ella, porque no la entienden. Y esa es la razón por la que es tan importante que estudiemos las Escrituras, para que podamos entenderlas, para que podamos hacerlas, para que podamos ser bendecidos y ser prósperos y todo nos salga bien. Y entonces, estamos comprometidos con esto como cristianos, absolutamente comprometidos con esto. En un mundo de personas que no solo son indiferentes sino francamente nuestra sociedad, abiertamente hostiles contra la Biblia. No es un estándar que este mundo quiere aceptar. No es un estándar que nuestra nación quiere aceptar, y eso es trágico. Para negar la Biblia tienen que conducirse de una manera esquizofrénica.

Le voy a mostrar lo que quiero decir. La mayoría de nuestra vida está edificada, o desarrollada en base a leyes fijas. Digo, simplemente operamos de esa manera todo el tiempo. Tome el campo científico en sí mismo, el cual está detrás de gran parte de nuestra vida, está detrás de lo que comemos, está detrás de lo que vestimos, está detrás de aquello en lo que vivimos, está detrás de todo el involucramiento del servicio de salud en el que nos involucramos para arreglarnos, o para mantenernos con salud. La ciencia está detrás de todo esto, la ciencia simplemente es un medio mediante el cual enfrentamos al mundo físico, el ambiente físico, y toda esa interacción física que se lleva a cabo dentro de la esfera física está relacionada a puntos fijos de hecho, a realidades que no varían.

Sea que usted esté hablando de biología, anatomía, botánica, fisiología, astronomía, no me importa de que esté hablando. Sea que esté hablando de ingeniería en términos de ingeniería de arquitectura, ingeniería mecánica, cualquier tipo de función en la esfera física, con una alguna propiedad física, está basada en leyes fijas, inalterables, que dependemos de ellas, hasta el tipo de cirugía más minúscula que depende del conocimiento de que el cuerpo tiene la capacidad de responder de cierta manera a este tipo de invasión si es cuidado de cierta manera. Hasta el nivel macro en donde estamos mandando cosas al espacio, con personas en ellas, sabiendo exactamente lo que harán, y como se van a comportar y cómo van a regresar a un punto fijo en esta tierra debido a que hay leyes inviolables que operan en el universo de una manera invariable, y operan sin aberraciones.

Y entonces, nuestro mundo está entregado a la naturaleza fija del mundo físico, pero cuando pasa la esfera moral, y está contento con el caos y comete una especie de esquizofrenia inmediata en la que dice que vivimos en un orden físico inalterable, pero moralmente…ahhhhh, puedes hacer lo que quieras. Y escogen el caos. Y rechazan los absolutos. Cualquier sistema ético que está cómodo con usted, usted puede hacer lo que quiera, puede ser lo que quiera, puede comportarse como quiera, y permanecer en armonía en su vida.

Usted no puede, usted rompe leyes científicas en el mundo físico, y usted termina con resultados que son negativos. Usted rompe leyes morales en el mundo espiritual, y usted va a terminar con resultados negativos también. Hay una moralidad incorporada en este mundo que es fija, así como hay leyes en el mundo físico que son fijas, y si son violadas traen consecuencias serias. Hay leyes en el mundo moral que son fijas, y si son violadas traen consecuencias mucho más serias. Es mejor, dijo Jesús, es mejor que destruyas tu cuerpo, que tú, ¿qué? que tu alma. “No temáis a aquellos que destruyen el cuerpo, sino más bien temed a aquel que destruye el alma.”

Cuidamos de manera tan tremenda el operar dentro de leyes científicas para preservar el cuerpo. Construimos estos edificios, estos edificios que son rascacielos masivos, con toda la ciencia de la arquitectura para que no se colapsen y aplasten a toda la gente que hay en ellos. Construimos grandes barcos que salen al océano en las grandes profundidades, de acuerdo con estándares de navegación, y estándares de flotación y todo eso tipo de cosas para preservar la vida de esas personas con un cuidado tremendo. Sin embargo, vivimos en una relatividad total, moral, el cual es simplemente opuesto a todo lo que conocemos acerca de la operación del universo. ¿Por qué es que los hombres hacen eso? Porque aman su pecado, esa es la razón. Esa es la única razón, no porque es lógico.

La gente siempre me pregunta, sida, ¿cómo es que el sida encaja con esto? El sida es la consecuencia de la violación a la ley moral. ¿Entiende eso? Usted viola la ley moral y termina con enfermedad venérea. Eso es lo que Pablo quiso decir cuando él dijo, usted peca contra el cuerpo cuando usted se une a una ramera, cuando usted comete fornicación y adulterio. El mundo antiguo estaba lleno de enfermedades venéreas, la gente moría en tipos de epidemias terribles, tipos de experiencias en masas, debido a las enfermedades venéreas. El sida no es diferente, simplemente la consecuencia incorporada a una violación continua de la ley moral.

Y sabe una cosa, me sorprende. Estoy viendo este movimiento masivo en contra de fumar, que está llevándose a cabo en nuestro país. ¿Ha estado usted observando eso? Es motivado por dos cosas, una, es motivada por la izquierda que odia el mundo corporativo. Odian estos conglomerados que tienen tanto dinero, como la compañía de tabaco Reynolds, y estas otras, que son corporaciones multifacéticas y tienen muchas diferentes empresas. Pero la izquierda las odia porque representan el establecimiento capitalista, y entonces quieren derribarlos. Muchos de ellos no están tan preocupados por el fumar, simplemente están preocupados por arruinar estas grandes instituciones. Pero están aquellos que están muy conscientes del hecho de que el fumar es malo para su salud, y ciertamente estoy de acuerdo con eso, no creo como hemos dicho que el fumar es un pecado, pero he estado viendo como estos comerciales se han vuelto más y más vividos.

Y vi uno el otro día que era tan vívido, y simplemente era algo nauseabundo de ver, estaba una mujer, le pusieron una especie de luz en ella que la hacía ver casi muerta, y en blanco y negro en lugar de colores, ella habló con esta voz ronca acerca del fumar, y después ella inhaló a través de un agujero en su tráquea, y ella inhaló su cigarro aquí, porque ella había destruido todo lo que estaba acá arriba. Y después procedió a decir: “Sabes una cosa, esto es lo que el fumar te hace.” Entiendo todo eso, y entonces, existe este movimiento masivo, masivo por detener a la gente de fumar, porque afecta su salud físicamente. Al mismo tiempo, hay un incremento igualmente de agresivo y que va paralelo a éste, de la normalización de la homosexualidad, lo cual ha producido una enfermedad que ha masacrado a gente por todo el mundo.

Bueno, ¿cómo puede hacer eso? ¿cómo pueden cometer ese tipo de esquizofrenia? Porque aman su pecado. Ese es el meollo. Y cuando deciden que van a trabajar en un mundo fijo, en la esfera física y van a trabajar en un mundo al azar en la esfera moral, están cometiendo suicidio espiritual. Eso es lo que están haciendo. Usted ve lo mismo en las preparatorias, todos estos posters por todos lados tratando de evitar las drogas, y al lado de ellos un lugar en dónde usted puede recoger su condón. Si usted tiene su alternativa en el pecado, creo que muchos jóvenes preferirían el condón y olvidarse de las drogas. Este tipo de esquizofrenia se debe a que no estamos dispuestos a vivir en la esfera moral fija, y eso es precisamente lo que Dios ha diseñado, y Él lo ha revelado aquí. Hay una moralidad incorporada por Dios en el mundo que es fija, y cuando es violada trae resultados trágicos.

Y las Escrituras han presentado eso para nosotros, leyes absolutas. Este es un libro increíble. Conforme entramos en este libro decimos, bueno sí, pero solo es un libro espiritual. Bueno, permítame cruzar esa línea un poco. El mismo Dios que ordenó la ciencia, escribió este libro. Y cuando habla de cosas científicas o asuntos en el mundo físico, habla con precisión. ¿Se acuerda que le dije antes todo lo que dice es infalible? No es nada más un libro acerca de cosas espirituales, es un libro acerca de muchas cosas, muchas cosas.

De hecho, este libro, este libro escrito de manera sobrenatural por Dios, y transmitido mediante escritores inspirados, escribieron toda palabra, sin error, bajo su supervisión por el Espíritu Santo, este libro sobrenatural escrito por Dios para tratar con asuntos espirituales, cada vez que trata con la ciencia es absolutamente preciso porque Dios conoce ese mundo, tan bien como conoce el espiritual, ¿verdad? Presenta la única explicación viable para el universo, la creación, el catastrofismo, la creación instantánea en seis dias, el diluvio de Noé, reacomodar la superficie de la tierra, explica todo el registro de los fósiles, explica todos los estratos en las rocas. Explica todo. Eso es lo único que necesita para explicarlo. Es absolutamente exacto en términos científicos.

La Biblia afirma una de las leyes básicas de la ciencia, la cual es llamada la primera ley de la termodinámica. La primera ley de la termodinámica es la conservación de la masa y la energía. Eso quiere decir que toda la masa y la energía que existe es perpetuada. En otras palabras, desde un punto de vista de la evolución dirían, “Bueno, en una ocasión estuvo este pequeño pedazo de masa, y este pequeño pedazo de energía, y simplemente siguió, y siguió y siguió, y siguió, y siguió, y siguió, y siguió, y siguió, no obstante, lo que la ciencia conoce, si es honesto con su información es que está esta masa y energía y es conservada en la misma cantidad. Llegó a existir en esa cantidad, y permanece en esa cantidad, eso puede ser explicado por la creación. Eso puede ser explicado en las Escrituras. La energía no deja de existir, la masa no deja de existir, altera sus formas, pero no deja de existir.

Escuche lo que Isaías dijo, Isaías el profeta. Versículo 26 del capítulo 40, “Levantad en alto vuestros ojos y mirad a quien creó estas cosas; Él saca y cuenta su ejército a todas llama por sus nombres, ninguna faltará tal es la grandeza de su fuerza, y el poder de su dominio.” Ahí está la conservación de la masa y la energía, la primera ley de la termodinámica. Nehemías 9:6, “Tú has hecho los cielos, la tierra y todas las cosas que en ellos hay, el mar y todas las cosas que en ellos hay, y tú preservas todo.” Eclesiastés 1:10, “¿Hay algo de lo que pueda ser dicho: ved esto es nuevo?” No. “Ya ha sido desde la antigüedad.” La Biblia sabe eso. La Biblia también afirma la segunda ley de la termodinámica.

La segunda ley de la termodinámica dice esto, mientras que existe la conservación de la masa y la energía, los átomos que constituyen esa masa y energía tienden a ir hacia el desorden. Tienden a ir hacia el caos, de tal manera que entre más tiempo existe el universo, más caótico tiende a volverse. Y estoy esperando que algún científico entienda esto, y lo aplique al estudio de cosas como el cáncer. Algunas veces me pregunto, si el incremento del cáncer no es parte del cumplimiento del principio del desorden del orden normal estructurado de los átomos, conforme comienzan a desintegrarse. ¿Quién sabe qué otras cosas puedan venir? Eso puramente es una especulación de mi parte, pero hay una desintegración en el orden, al desorden, desintegrando la estructura, llevándola al caos, esa es la segunda ley de la termodinámica, es la ley del desorden que se incrementa. Y esto refuta por sí sola a la evolución, porque dice que las cosas comienzan del orden y van al desorden, no comienzan del desorden y ascienden al orden.

Dice usted, “Bueno, ¿por qué entonces creen en la evolución? Porque no quieren a un Dios quien es un Creador, porque si tienen un Dios que es un Creador saben que hay leyes morales, y tienen que vivir a la luz de ellas, o estar bajo su juicio. Entonces, la manera más fácil es eliminarlo, creen ellos. Nunca hay una pérdida real de masa, nunca hay una pérdida real de energía, pero hay una capacidad que va decreciendo, de producir, porque va en desgaste y orden y se convierte en desorden. Todos los procesos en últimas van a ir decreciendo y van a cesar y el universo en últimas va a dejar de existir. La Biblia es muy clara acerca de esto, Romanos 8 nos presenta esto en términos muy claros.

Escuche lo que el apóstol Pablo escribió antes de que cualquier científico hubiera propuesto esto. “La creación fue sujeta a vanidad.” En otras palabras, hubo un punto en el tiempo, en la caída del hombre, cuándo la creación fue maldecida y sujeta a un proceso de futilidad o vaciedad. No por su propia voluntad, sino por causa de Aquél que la sujetó en esperanza. Cuándo Dios originalmente la creó, tenía perpetuidad y orden, pero debido al pecado y la maldición, tiene desorden y fue sujeta por Dios a esta futilidad. La creación misma entonces, es esclava a la corrupción. Y el versículo 22 de Romanos 8 dice, “que gime y sufre los dolores de esa corrupción.” El universo entero está experimentando este desorden. Cuando la Biblia habla de cosas científicas es excesivamente precisa de ellas.

Pensé en algo que estudié con interés cuando era un alumno de universidad, llamado hidrología. La hidrología es básicamente la ciencia del agua y de su ciclo. Y mientras que es muy fácil para nosotros de entender, no fue sino hasta el siglo 17 que los hombres comenzaron a entender lo que el ciclo del agua realmente era. El ciclo del agua es muy simple. Tres palabras le van a enseñar a usted el ciclo del agua: una es evaporación, la otra es condensación, y la tercera es precipitación. Ese es el ciclo del agua. De los grandes mares de la tierra el agua se evapora, es condensada en las nubes, llevada sobre la tierra, se precipita en la lluvia y la nieve, y regresa al mar del cual se evapora, se condensa y se vuelve a precipitar. Ese es el ciclo del agua, y no hay agua nueva. Creo que ustedes saben eso. No se está creando agua nueva. Algunas personas quizás piensen que cuando abren la llave de su agua, agua nueva está siendo creada. No. No hay agua nueva ahí. Este es el proceso de Dios de la hidrología. El mar, la evaporación, las nubes se mueven sobre la tierra, llueve, nieva en la tierra, llega a los arroyos, los arroyos a los ríos, los ríos al mar, y ese es el ciclo.

No fue sino hasta el siglo 17 que esto fue creído. Hasta entonces, la teoría dominante fue que habían reservas subterráneas que simplemente bombeaban agua. Ahora sabemos que inclusive el agua que es subterránea está en ese ciclo hidrológico, y se filtra y llega ahí. Dice usted, “Bueno, ¿qué dice la Biblia de eso?” Lea Isaías 55, versículo 10. Lea Eclesiastés 1. Lea Job 36, versículos 27 y 28. Job es el libro más antiguo en la Biblia y describe la evaporación y la condensación. Cuándo Dios habló en su palabra acerca de algo científico, fue claro. Isaías 55:10 le da a usted el ciclo del agua.

Y después, un estudio fascinante de la astronomía también es interesante. Ideas antiguas acerca de la tierra, y acerca del sistema solar eran muy, muy extrañas. La mayoría de la gente pensaba que la tierra era un cd, usted sabe, un disco plano, circular. Y esa era la perspectiva. Cuando Copérnico vino del 1473 al 1543, él presentó la idea de que la tierra estaba en movimiento. Y cuando él dijo eso, claro, la gente en primer lugar pensó que él estaba loco, porque no podían sentir el movimiento. Cuándo él dijo que la tierra estaba en movimiento quedaron sorprendidos y asombrados, pero eventualmente lo entendieron. Y claro, él tenía la razón. Hombres como Brahe, Kepler y Galileo en el siglo 17 comenzaron entonces a dar a luz a la astronomía moderna, y la astronomía moderna realmente llegó a ser enmarcada en el siglo 17.

Hasta ese entonces, Hipócrates, una gran mente, dijo que habían 1022 estrellas. Ptolomeo dijo, “No, hay 1056.” Kepler dijo, “No, los dos están mal, hay 1055.” ¿Por qué no leyeron Jeremías? Jeremías dijo en Jeremías 33:22, “no pueden ser contadas.” Más vale que renuncien, no pueden ser contadas.” Ahora sabemos que hay más de 100 millones en nuestra galaxia, hay millones de millones de galaxias. Job, el libro más antiguo de la Biblia dice, “Dios colgó la tierra en nada.” ¿Cómo supo él eso? Un libro oriental antiguo dice que está sobre siete capas de azúcar, miel y mantequilla. Afortunadamente no estamos del lado espeso, la Biblia dice, Él cuelga el mundo sobre nada.

El libro más antiguo en la Biblia dice que Él gira la tierra como el sello sobre la arcilla. ¿Qué significa que gire la tierra cómo el sello sobre la arcilla? En tiempos antiguos tenían un pedazo de arcilla, de arcilla suave, y tomaban un palo y escribían en un documento legal o un tipo de cosa antes del desarrollo, inclusive con el desarrollo del papiro y otras cosas en que escribir, usaban esto para documentos permanentes. Y después cuando querían firmarlo tenían un cilindro con una firma que estaba en relieve y la rodaban sobre la arcilla así, con dos palos que salían de los extremos. Y cuando dijo, Él hace girar la tierra como el sello en la arcilla, él simplemente está diciendo que gira sobre un eje. ¿Cómo supo eso? Job dijo, “Dios le dio peso al viento.” No fue sino hasta el siglo 17 que alguien entendió que había peso en el viento.

Otra ciencia interesante es la isostasia. No sé si usted ha llegado a oír de esto. Y esto también me cautivó cuando era un alumno de universidad. La isostasia es el equilibrio de la tierra. ¿Alguna vez le ha comprado usted a su hijo pequeño una pelota de hule y no era perfectamente circular y simplemente vota así, y así, y así? Bueno, usted puede imaginarse lo que estaríamos haciendo todo el tiempo si la tierra no estuviera equilibrada, o probablemente rebotando a dos metros de altura, y bajando otra vez. No pensamos en las cosas así, pero si esto va a girar a lo largo del espacio a esta velocidad, y va a rotar en su eje mientras que está volando en su órbita, va a tener que estar en un equilibrio absolutamente perfecto, para mantener la ley de la gravedad constante en todo punto.

Dios conoce el equilibrio de la tierra y también lo supo Isaías. Escuchen lo que Isaías dijo, en el capítulo 40, versículo 12: “¿Quién midió las aguas en el hueco de su mano?” En otras palabras, Él conoce el peso del agua, y midió los cielos con su palmo, con tres dedos junto el polvo de la tierra, y pesó los montes con balanza y con pesa los collados. Sólo Dios. Dios conoce el equilibrio de esta esfera viajando por un universo interminable. El descubrimiento científico no dio lugar a nada de eso en el tiempo de Isaías. Dios se lo reveló a él.

Y después hubo un hombre que murió en 1903, creo que fue llamado Herbert Spencer. Herbert Spencer fue un científico brillante. Él fue un científico muy reconocido porque él había hecho un descubrimiento único, él inventó la clasificación de lo que se puede descubrir. Esto quiere decir que él inventó la clasificación de todo lo que existe. Él dijo, “Todo existe, todo lo que se puede conocer puede clasificarse en cinco áreas.” Y él ganó algunos grandes premios y reconocimientos por esto, porque esto redujo todo a una categorización. Él dijo esto, y este fue el orden en el que Herbert Spencer lo escribió: “Todo lo que se puede conocer puede dividirse en estas cinco categorías: tiempo, fuerza, acción, espacio y materia.” Toda la existencia se encuentra en una de esas cinco categorías: tiempo, fuerza, acción, espacio, y materia.

Bueno, Herbert lo hizo muy bien, pero Herbert realmente llegó tarde al llegar a algo que el primer versículo de la Biblia presentó de manera clara. Génesis 1, “En el principio,” es el tiempo; “Dios”, eso es fuerza; “creó”, eso es acción; “los cielos”, eso es espacio; “y la tierra”, eso es materia. Toda clasificación de lo que se puede conocer está colocada en el primer versículo de la Biblia. El genio de la mente de Dios va más allá que cualquier cosa que el hombre puede concebir.

Entonces, cuando la Biblia habla de la esfera científica no habla de manera ignorante. Habla con exactitud. ¿Sabe usted lo que solían hacer con la gente enferma, quizás hace más de 100 años atrás? Cuando alguien se enfermaba lo recibían a usted, ¿y sabe lo que hacían? Le sacaban la sangre. Lo sangraban. Ahora, lo que hacen es que le dan sangre a usted, porque finalmente entendieron lo que estaba en Levítico 17:11. “La vida de la carne está en la sangre.” Eso es lo que lleva nuestra vida. ¡Qué inteligentes eran, ah! sacándole sangre a la gente que ya estaba enferma.

Sabe una cosa, cuando habla de la ciencia, y usted ve la Palabra de Dios, usted va a descubrir que Dios conoce tanto de eso como conoce la esfera moral. Y Él nos ha dado esos pequeños puntos de interés en las Escrituras, simplemente para que nunca cuestionemos Su conocimiento de la verdad. Yo creo en esta Biblia, la creo. Es científicamente exacta y eso fortalece mi fe. Pero no la creo porque es científicamente exacta, la creo porque Dios me ha dado la fe para creer en ella. Solo que es llamado un apologeta presuposicionalista. Esa es una especie de término largo, ¿no es cierto? Apologeta presuposicionalista. Un apologeta es un defensor, yo defiendo la Biblia no como alguien que no es un presuposicionalista. Esto es, no estoy tratando de probar a Dios por la Biblia, yo presupongo a Dios.

Creo que usted comienza con la causa y usted ve el efecto. Usted no comienza con el efecto y trata de encontrar la causa. Y la única manera en la que usted puede verdaderamente conocer y creer en el Dios verdadero es por el Espíritu de ese Dios. Dios tiene que darle a usted la fe para creer en Él, y porque usted cree en Él usted cree en Su Palabra. He visto a gente que toda su vida cree en la evolución, y en un momento del tiempo llegan a Cristo, e inmediatamente se comprometen con la autoridad de las Escrituras. ¿Cómo? Esa es la obra del Espíritu de Dios en el corazón humano. “Bueno”, dice usted, “¿qué hay acerca de esta apologética y ciencia y todo eso, ¿qué hace eso?” Eso fortalece a los cristianos, le da razón a la fe, pero la fe es un regalo de Dios. ¿No es cierto? Leo mi Biblia y alguien dice, “Bueno, ¿cómo sabes que puedes confiar todo lo que hay en la Biblia? Simplemente son todas cosas morales.” Bueno, cuando usted ve las cosas científicas, usted sabe que es correcta.

“Bueno, ¿Qué hay acerca de las profecías de la Biblia?” Wow, 150 años antes de que naciera, la Biblia predijo que vendría un hombre llamado Ciro, 150 antes de que él naciera. Y lo nombre y dice que se volverá el gobernante en Babilonia. Y él va a dejar que los israelitas regresen a su tierra, Isaías 44:28. Él va a emitir un decreto y va a permitirles regresar y reconstruir Jerusalén. Y 150 años después él lo hizo y su nombre fue Ciro. ¿Cómo es que Isaías supo eso? No lo podía saber, ¿cómo podía él conocer a alguien que no había nacido por 150 años? ¿Cómo podía él predecir lo que haría alguien que no había nacido? No hay manera. Solo Dios controla la historia así.

Una de las grandes ciudades del mundo antiguo fue una ciudad llamada Tiro, la cual estaba en la costa norte de la tierra de Palestina. Ezequiel capítulo 26, el profeta Ezequiel predijo que Nabucodonosor vendría, en el versículo 7 de ese capítulo, que Nabucodonosor, el gran emperador babilonio vendría y destruiría la ciudad. Él predijo que Nabucodonosor destruiría la ciudad y que la ciudad sería nivelada al nivel del suelo. Y después él limpiaría todos los escombros y sería arrojada al mar, y nunca volvería a ser reconstruida, y simplemente sería un pequeño lugar en dónde la gente secaría redes para pescar. Bueno, fue una profecía bastante impresionante porque sería como decir, unos cuantos años a partir de hoy, Los Ángeles va a ser destruida, no van a quedar ruinas, y van a ser arrojadas al mar.

Y dice usted, ¿quién podría hacer eso? Bueno, piénselo en tiempos antiguos, la ciudad tenía un muro de 150 pies de alto. 150 pies de alto, 15 pies de grueso, tenía un ejército masivo que protegía la parte de adentro, y tenía la mejor naval en el mundo que protegía la costa, los fenicios estaban ahí, eran los colonizadores marineros de tiempos antiguos, eran navegantes. Habían navegado alrededor del Cabo de África, estableciendo rutas de comercio al este, tres años después de que Ezequiel profetizó esto, Nabucodonosor vino e hizo exactamente lo que Ezequiel dijo que haría. Le tomó 13 años hacerlo, y al final derribó los muros, derribó la torre, finalmente él entró a la ciudad y no encontró botín, porque la gente se había llevado todo por barco a una isla. Entonces, cuando llegó ahí no había gente, no había botín, se habían llevado todo a una isla porque Nabucodonosor no tenía un ejército naval.

Entonces, se rieron de él y se burlaron de él. La isla solo estaba a unos 800 metros de la costa, pero era demasiado lejos para que ellos fueran. Entonces, Nabucodonosor regresó a casa, y por 250 años la profecía nunca fue cumplida acerca de que tomaran todas las ruinas y las arrojaran al mar. 250 años después vino Alejandro Magno, el hijo de Felipe de Macedonia, conquistador mundial con 33 mil hombres de infantería, 15 mil jinetes, 50 mil tropas, viene marchando por esa área, se dirigen al este conquistando al mundo conforme van avanzando, enviaron un mensajero a esta pequeña isla dónde estaba la ciudad de Tiro, y dijeron, queremos comida, queremos dinero, queremos provisiones. Y dijeron: “Olvídalo, hombre, tampoco tienes un ejército naval.” Y enviaron al mensajero de regreso y Alejandro se enojó.

Entonces, ¿qué hizo? Tomó todo el escombro de la ciudad de Tiro, todo el escombro que quedaba, lo arrojó al mar, construyó un puente, marchó y los destruyó a todos. 250 años más tarde, cumpliendo exactamente lo que Ezequiel dijo que sucedería. Habían unos 25 mil en esa isla en ese entonces, que fueron matados, y 30 mil más fueron vendidos a la esclavitud, lo hizo todo en 7 meses. Y Ezequiel dijo que la ciudad nunca sería reconstruida, nunca ha sido reconstruida, y simplemente para hacer una comparación Jerusalén ha sido reconstruida 17 veces. La Biblia predijo la destrucción de Nínive, la cual es la capital de Asiria, tenía un muro interno de 100 pies, 50 pies de grueso, torres de 200 pies de alto, 15 puertas, y un canal de 150 pies. La ciudad tenía 7 millas de circunferencia, un muro doble, 2 mil pies afuera del muro interior, la ciudad alcanzó su punto más alto en el 663 AC, y Nahúm dice, “Va a ser destruida”, y así fue. Los babilonios vinieron, entraron, la tomaron, nunca fue reconstruida.

La Biblia hace profecías sorprendentes, y usted puede verificar que ya se han cumplido, tanto más podría decir usted de este libro, usted lo ve y es científicamente exacto, proféticamente no hay explicación, nadie puede escribir la historia, nadie sabe lo que va a pasar en el futuro, pero este libro sí, este libro hasta el detalle más insignificante una y otra vez, y solo le he dado a usted dos, de docenas y docenas de profecías. ¿Por qué creo en la Biblia? Yo creo en la Biblia debido a su exactitud científica, creo en la Biblia debido a su exactitud profética, creo en la Biblia debido a su exactitud histórica. Los arqueólogos han encontrado todo tipo de verificaciones en la exactitud absoluta de las Escrituras.

Yo creo en la Biblia debido a su exactitud experimental, ¿quiere saber algo? Me habla de mí y sé que es correcta, penetra mi corazón y me abre. He experimentado su poder en mi vida, pero más que cualquier otra cosa, creo, dominando todas esas razones, ¿por qué creo que Dios escribió este libro?, es debido al tema singular de este libro, el Señor Jesucristo. Más de cuarenta autores escribiendo a lo largo de más de 1500 o 1800 años por todos lados, todos en circunstancias diferentes, escribiendo por sí solos, nunca podrían haber mantenido la continuidad de gloria y majestad y honor que es dado al Señor Jesucristo desde Génesis hasta Apocalipsis. Este es un libro escrito por un Autor, acerca de una Persona.

Jesús dijo, “Escudriñad las Escrituras, porque en ellas van a aprender de mí.” Todo libro, todo libro apunta de alguna manera a Cristo. Desde Génesis hasta Apocalipsis, él es el tema. Él mismo en el camino a Emaús, en Lucas 24 abrió la Biblia y comenzó a hablar de cosas acerca de sí mismo a partir de las Escrituras, la ley, los profetas, y los escritos. Usted va a la ley y Él es a quien la ley apunta. Él es el que cumplió toda la ley, Él es el sacrificio perfecto que llevará todo el pecado. Él es de quien los profetas hablaron. Él es que debe ser alabado en todos los escritos sagrados. Él es quien es la sabiduría personificada. Él es el tema de los evangelios, su vida venidera, muerte, resurrección, es el tema de las Epístolas, y Él es el rey que regresa en Apocalipsis. El tema dominante de Jesucristo habla de que el autor es Dios.

Y le voy a decir por qué. Porque los seres humanos nunca podrían haber concebido a una persona así. Va más allá de la capacidad humana. Vea a los dioses de las naciones, vea a los dioses de las religiones paganas, son como los hombres. No hay explicación para Jesucristo fuera de que Él es quien dijo que era. Él es quien dijo que es, y Él es Dios en carne humana. No hay explicación para la Biblia fuera de que Dios la escribió, nada más explica su exactitud científica, nada más explica su exactitud profética, nada más explica lo penetrante que es, y su exactitud espiritual, y su capacidad para transformar vidas, nada más explica sus milagros, los cuales están en este libro de principio a fin y son verificados por testigos oculares, y nada más puede explicar a Cristo.

Ésta personalidad monumental, inexplicable, inconcebible, que no podía ser el producto de la imaginación de ningún humano, mucho menos la imaginación colectiva de más de 40 escritores diferentes por todos lados. Esta es la Palabra de Dios. Está viva, es poderosa, y hasta que usted llegue a entender lo que es este documento, usted nunca va a poder darle la diligencia que es demandada, para aprender todo lo que está escrito en ella, para que usted pueda prosperar su camino y que todo le salga bien.

Bueno, oremos. Padre sabemos que hombres y mujeres buscan que sus vidas sean cambiadas, que sus vidas sean transformadas, y Tú has dicho que la ley de Jehová es perfecta, convirtiendo de manera total a la persona interior. Y la gente busca sabiduría, y Tú has dicho que esta Palabra hace de la gente simple, sabia. Y la gente busca gozo y felicidad, y Tú has dicho que Tú Palabra es correcta, regocijando el corazón. La gente anhela ver con claridad en la oscuridad de la vida y la muerte, y Tú has dicho que Tu Palabra ilumina los ojos. Y la gente está buscando una fuente constante de verdad, y Tú has dicho que Tu Palabra permanece para siempre como la verdad.

¡Oh Dios!  ¡Que tesoro tenemos en nuestras manos! ¡Que tesoro bendito tenemos en este libro! Job dijo, que él amaba más que su alimento necesario. El salmista dijo, que era más preciada para él que oro, si más que oro afinado, y dulce más que la miel y que la que destila del panal, porque en ella encontró provisión, protección, purificación. Padre, te damos gracia por este gran tesoro, y queremos entender que es Tú Palabra para nosotros, y que tiene poder y bendición, de maneras que ningún documento escrito jamás puede tenerlo. Pero depende de nosotros abrir esos tesoros, escudriñarla, estudiarla diligentemente.

Que entendamos lo que tenemos. Cómo Pablo le dijo a Timoteo, el tesoro que nos ha sido encomendado, y escarbemos su riqueza para nuestro bienestar y bendición y Tú gloria.

En el nombre de Cristo. Amén.

Disponible sobre el Internet en: www.gracia.org 
DERECHOS DE AUTOR © 2020 Gracia a Vosotros
Usted podrá reproducir este contenido de Gracia a Vosotros sin fines comerciales de acuerdo con la política de Derechos de Autor de Gracia a Vosotros.

This sermon series includes the following messages:

Please contact the publisher to obtain copies of this resource.

Publisher Information
Unleashing God’s Truth, One Verse at a Time
Since 1969

Welcome!

Enter your email address and we will send you instructions on how to reset your password.

Back to Log In

Unleashing God’s Truth, One Verse at a Time
Since 1969
Minimize
View Wishlist

Cart

Cart is empty.

ECFA Accredited
Unleashing God’s Truth, One Verse at a Time
Since 1969
Back to Cart

Checkout as:

Not ? Log out

Log in to speed up the checkout process.

Unleashing God’s Truth, One Verse at a Time
Since 1969
Minimize